Marketing de Influencia; su crecimiento

El gasto en marketing de influencia podría duplicarse en este año 2020 y aumentar a $15 mil millones para 2022.

Hace unas semanas te compartimos el artículo “Tendencias que deberían desaparecer en el 2020” mencionamos que los influencers deberían empatar con la esencia de la marca y hoy es más que evidente del porqué.

Se prevé que muchas marcas van a invertir más en el marketing de influencia, pero aún se necesita que alguien se responsabilice, profesionalice y estandarice las prácticas de los influencers; para que sean compartidas entre las plataformas, los reguladores y las agencias de una manera más veraz en sus resultados.

La distribución pagada se convertirá en una norma para que las campañas tengan mayores niveles de control, para que estén mejor orientadas y disponibles.

El año pasado la medición de resultados se basaba en las métricas sociales que tenía el influencer en la publicación que tenían con la marca. Se tomaba en cuenta el número de seguidores, total de me gusta o interacciones para hacer referencia al éxito que tenía la campaña, sin embargo, no se podía medir si la publicación había contribuido a cumplir o no los objetivos comerciales.  Por lo tanto, se buscará hacer informes de conversión y aumento de ventas junto con un análisis creativo para comparar el trabajo de influencia con los resultados obtenidos y así realizar la medición de manera más creíble.

Debemos mencionar que la creatividad del contenido ya no dependerá solamente del influencer, sin que será una colaboración con la marca. Para generar mensajes apropiados y de impacto. Ha decir verdad la mayor chamba la deberá tener la marca; para crear un contenido más autentico y que pueda tener los resultados esperados.

En esta evolución se busca tener una relación a largo plazo con el influencer, asimismo que el marketing convencional; se buscará tener a un embajador de la marca, que como mencionamos quede con el perfil de tu marca para hacer colaboraciones durante mucho tiempo. Lo cual será beneficioso para ambos, porque el influencer tendrá los ingresos necesarios y seguridad financiera, e inclusive puede que hagan coproductos.

Se necesita una total transparencia en resultados, aunque en este año no se erradicarán las audiencias fraudulentas o bots, se pretende mejorar el nivel de los datos con ayuda de la tecnología.

Si todo se cumple podremos ver que la industria del marketing influyente elevará sus estándares profesionales con mejores resultados para las marcas.

¿Tú qué piensas de los influncers? ¿Cómo podrías mejorar la elección de ellos? ¿Qué se debería hacer para eliminar a las falsas audiencias?