Atención a clientes; diferenciador de marcas

Uno de los grandes retos del marketing es satisfacer a sus clientes, y las nuevas tecnologías han obligado a realizar cambios en la filosofía y modos de actuar de las empresas, agencias o marcas.
La atención al cliente es un elemento clave para tener contento al cliente y en el marketing y ahora en el marketing digital, permite a la marca conocer a detalle lo que sus clientes esperan de ella y así satisfacer sus necesidades.

Si bien los empresarios saben que el coste de mantenimiento de un cliente es significativamente menor el coste a comparación de conseguir uno nuevo, como también sensiblemente menor al de recuperación de un cliente perdido. Entonces, ¿por qué no potenciar una cultura de atención al cliente que nos permita fidelizarlos y ser sus favoritos?

Al hablar de la atención a clientes, el ideal es tener un departamento especializado en, porque es una herramienta estratégica del marketing, funciona como control, recopilador y difusor de información.

En la actualidad las empresas han reconsiderado el nivel que ofrecen en  la  atención a sus clientes, ya que en la situación en la que estamos inmersos por el covid-19, ha hecho que le internet represente el contacto directo con sus clientes y las redes sociales facilitan más esta área estratégica. Por lo cual se recomienda que debe ser directa, personalizada y rápida, porque a nadie le gusta esperar una respuesta cuando estamos en la época de la inmediatez. Sin embargo no solamente se trata de ser rápidos, sino efectivos, que el problema que exponga el cliente se resuelva de la mejor manera. Ya que al no hacerlo puede provocar descontento en el cliente, hasta el punto de querer abandonar cualquier tipo de relación con la marca ¿entonces entiendes la importancia de ella? Sino te es suficiente, te compartimos las áreas en las que participa:

  • Consecución y fidelización de los clientes.
  • Minimizar el tiempo de servicio.
  • Acelerar los cobros.
  • Descubrir las áreas de mejora.
  • Marcar las tendencias del mercado.
  • Mejorar el control de la red de ventas.
  • Detectar rápidamente la entrada de la competencia.
  • Controlar precios de venta reales.
  • Actuar como fuente de información.

Una mala experiencia de un cliente puede significar malas referencias y por lo tanto mala reputación, pero no te queremos espantar si demuestras ser honesto y eficiente.

Pero como en todo hay diversos tipos que bien pueden adaptarse a tu empresa o modelo de trabajo como:

Atención presencial. Cuando se hace una visita o cita personal con la empresa, ambas figuras están presentes

Atención telefónica. El personal cumple con ciertas normas para ayudar y resolver problemáticas. Ya sea por una línea telefónica especial o gratuita.

Atención virtual. El servicio es por internet, para evitarle al cliente filas en tiendas o centros de atención.

Atención proactiva. Cuando después de la venta la empressa se comunica con el cliente para saber si el servicio o producto fue de su agrado.

Atención reactiva. Al contrario de la proactiva, es cuando el cliente se acerca a la empresa por diversos motivos, y la empresa tiene por obligación responder a la solicitud.

ponerle empeño a la atención que se da al cliente es la mejor promoción que una marca puede hacerse.

Además te permite tratar a tus clientes como te gustaría ser tratado.