Influye en tu público objetivo y sé de su agrado

¿Te ha pasado que te gusta algo y no sabes explicar el por qué? Seguramente es porque estas bajo el hechizo de una estrategia de neuromarketing.

El neuromarketing es una técnica que se basa en las técnicas de la neurociencia y la mercadotecnia, la cual estudia el comportamiento del cerebro humano y el proceso neurobiológico al estar expuesto con marcas, propagandas o cualquier otra estrategia de marketing, para analizar los niveles de emoción, atención y memoria que estimulan a la mente.

Todo mediante un estudio realizado a través de la observación de las respuestas físicas y sensoriales del humano ante diversos estímulos, mencionados antes y controlados por el inconsciente. Se estima que el 95% de las decisiones de compra se toma por el ya mencionado inconsciente en 2.5 segundos.

Por ello esta ciencia tiene como objetivo identificar cuáles y qué áreas del cerebro se activan con ciertos procesos para que el consumidor tome una decisión. También, toma en cuenta los efectos que un producto, marca o estrategia de comunicación tiene sobre el cerebro del consumidor. El neuromarketing ayuda a que las empresas puedan hacer predicciones del comportamiento de su cliente y así mejorar sus productos o estrategias de marketing para hacerlos clientes potenciales.

En resumen, sus principales características son:

IDENTIFICAR LAS REACCIONES DE ACEPTACIÓN DEL CONSUMIDOR con relación a las marcas, empresas o productos.

PREVER EL COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR en los procesos de compra.

El neuromarketing, reconoce indicadores como psicológicos y fisiológicos que varia desde la actividad eléctrica de cerebro hasta las gesticulaciones del rostro y lenguaje corporal.

Los tipos de neuromarketing son visual, auditivo y kinésico. El visual y el auditivo están relacionados con el sentido de la vista y oído respectivamente, y, por lo tanto, con la percepción que tenemos de las cosas. Mientras que el kinésico se basa en las emociones y las sensaciones provocadas por los demás sentidos; el tacto, el gusto o el olfato.

El neoromarketing trata de evocar emociones positivas mediante estímulos para recibir respuestas cerebrales de los consumidores, ya sea por olores, imágenes, texturas, etcétera. Sus elementos principales son:

  1. ¿Qué esta mirando? La eficacia del contacto visual con el producto en un anuncio son estrategias del marketing desde hace mucho, pero se ha comprobado que los anuncios cuando usan a personas mirando fijamente al cámara (se pretende que vea al consumidor), las personas retiran su atención rápidamente, sin embargo, cuando el modelo esta viendo el punto de interés es más efectivo.
  2. Los colores, como te lo habíamos mencionado en publicaciones anteriores, el color influencia al cliente. Además, conocer la psicología del color te ayudará a usarlos de manera eficaz.
  3. La promesa de ser rápidos. Lo que atrae al público es que sean eficiente y rápido al prestar un servicio, porque su cerebro indirectamente lo asocia con algo seguro.
  4. Storytelling. No es para tomárselo a la ligera, es un arte el contar historias, el neuromarketing evidencio que el crear un contexto y una historia en los anuncios los consumidores se mostraban más comprometidos emocionalmente con la marca.
  5. El precio. Antes se tenía la creencia de .99 era más atractivo que el número que seguía. Pero estudios del neuromarketing afirman que es mejor redondear los números porque funcionan mejor cuando se esta propenso emocionalmente. Y los números compuestos funcionan mejor cuando las áreas del cerebro de la lógica se involucran. En tu campaña dependerá del enfoque que quieras darle.
  6. Titulares. Los títulos de los productos es lo que las personas leen primero por ello es fundamental destacarse. De hecho, tan importante es saber hacerlo que hay una nueva rama del neuromarketing que los estudia y se le conoce como “hipocampo Headlines” gracias a los investigadores de University Collage London.
  7. En el pedir esta el dar, nos referimos al pago. Usa frases como “llévame a casa”, “regístrate gratis”, “añadir al carrito”; busca sustituir la palabra COMPRA.

Conociendo los elementos básicos para las estrategias ¿sabes cómo puedes convencer a tu público objetivo? Te lo decimos en sencillos pasos.

  1. Utiliza la psicología del color, queremos decir de nuevo que hagas una paleta de colores que den el mensaje correcto de tu marca, de verdad no es tontería pensar en los tonos que usas ya que puede traer cambios significativos para tu marca.
  2. Explora gatillos emocionales:
  3. Pruebas sociales; que quieren decir que muestres cuantos han comprado o probado tu producto y haz satisfecho sus necesidades pues los seres humanos tendemos a seguir a la mayoría.
  4. Ediciones limitadas, el hecho de tener algo que pocos pueden conseguir el cerebro entiende que debe actuar rápido.
  5. Urgencia, siguiendo lo del ejemplo anterior la urgencia de aprovechar una oferta, por ejemplo, impulsa al consumidor a adquirir un producto que quizás no necesita.
  6. Exclusividad, las personas prefieren ser parte de grupos selectos pues la sensación de “ser importantes” los motiva.
  7. Pruebas A y B, aquí puedes poner a prueba el punto 1 y 2, sino estás seguro de que has elegido correctamente. Puedes someter a comparación dos propuestas diferentes y ver cual te funciona más.
  8. Precios, debes de tomar en cuenta que el cerebro tiene la dificultad de pensar en un precio con base a lo que el producto hace por nosotros, pues tendemos a comparar precios de productos similares para saber que tan conveniente son.
  9. Con tu producto da soluciones, no vendas directamente. No queremos decir que regales tu producto por una buena obra, sino que ofrezcas consejos prácticos de cómo usarlo como mejor alternativa ante una problemática.
  10. Storytelling bien producido es muy persuasivo. Un contenido que le de cercanía a tu empresa con el público, es mejor.
  11. No ofrezcas tantas opciones, se tiene la creencia que, entre más, mejor, pero no en el neuromarleting apoya el estudio de la Universidad de Columbia, las opciones en exceso pueden causar un tipo de parálisis a los consumidores al no saber cual elegir.

Como conclusión monkeys, el neuromarketing nos ofrece conocer a las personas de una manera más cercana e inclusive a nosotros como marca o empresa.

Entonces ¿Monkey crees que el neuromarketing es fundamental para una buena estrategia de marketing? o ¿Es manipulación por parte de las empresas? Nos encantaría leer tu opinión.