Ofrece muchos canales, pero una experiencia única.

La omnicanalidad es la adhesión de los diferentes canales de comunicación para que sus clientes o leads interactúan en cada uno de ellos. El marketing omnicanal es una estrategia que combina canales digitales, análogos y físicos para interactuar con los clientes.

Por ejemplo se utiliza más en el retail, cuando un cliente uso un canal (indistintamente del canal utilizado) recibe un trato unificado: ese cliente que compra online un producto, lo recoge en una tienda física, pero luego descubre que necesita otra talla diferente y  en su aplicación móvil puede determinar en qué tienda cercana poseen esa talla, acude a dicha tienda y hace el cambio, y durante todo el proceso no ha habido trabas ni informaciones distintas dependiendo del punto por el que se realizó la interacción.

En las estrategias de marketing digital busca construir experiencias en las cuales sitúan sus recursos en estrategias de Marketing de Contenidos, Generación de Leads, Inbound Marketing o SEO.

Como también busca comunicar, vender y fidelizar a sus clientes.

Las estrategias omnicanales por lo general usan canales como:

  • Proceso de pedido
  • Redes sociales
  • Newsletter
  • Contacto (chat, teléfono, correo electrónico)
  • Publicidad impresa
  • SEO y SEA
  • Asistencia técnica
  • Información y asesoramiento en tienda
  • Catálogos online e impresos
  • Aplicaciones y códigos QR
  • Almacén y recepción de mercancías

La principal ventaja de la Omnicanalidad que, además, en este caso se identifica a la perfección con el objetivo principal de la iniciativa es la de construir un puente de comunicación con el cliente, sin importar tanto por qué medio está tratando de conectar con la marca.

¿Cómo diferenciar multicanal y omnicanal?

Aún existen dudas de cuáles son sus diferencias ya que su vocablo de ambas proviene del mismo origen, aunque, multicanal se refiera a múltiples canales y el onmicanal usa todos los canales. Pero la diferencia radica en como son empleados en una estrategia de gestión de las relaciones de los clientes con la empresa.

La multicanalidad se refiere a lo tecnológico, es decir a su capacidad de incluir varios canales (no importa el número, pueden ser dos todos los existentes) para gestionar la interacción o la relación con el cliente. En este caso hablamos de la capacitación y la habilitación de esos canales, pero no hablamos de ningún tipo de estrategia relacionada a los mismos

Mientras que la omnicanalidad es una estrategia de gestión en la que todos los canales entre los que interactúa la empresa y su cliente (posible o actual) son presentados ante el cliente de una manera homogénea y sin diferencias de trato o resultado entre unos u otros. Todos sus canales son gestionados de manera global y unificada.

Entonces como conclusión la diferencia de la multicanalidad y omnicanalidad es que la primera trata las herramientas de gestión y relación con los clientes para interactuar con ellos y la segunda es para la gestión del cliente, o sea, aborda todo el ciclo de vida de la relación con él y la empresa, y tiene como objetivo ser más cercano a él.

Ahora bien, ya que conoces las diferencias te daremos 5 tips para que hagas tu propia estrategia omnicanal:

  1. Define qué objetivos persigues en la estrategia para que sea eficaz. Como siempre te hemos dicho, el cliente debe ser el epicentro de tu estrategia. Haz un plan estratégico para ofrecer una experiencia coherente y alineada en diferentes canales. Enfócate en ofrecer experiencias únicas. De este modo, alcanzarás mejores resultados de ventas en tu negocio.
  2. Identifica y define a tu Buyer Persona. Para hacerlo pregúntate cuáles son los intereses, motivaciones, metas, necesidades del cliente. Con ello podrás descubrir en qué canales de comunicación son más activos, para comunicarte con ellos por medio de esos canales.
  3. Identifica los Pain Points del cliente y ofrécele una solución que se ajuste a sus necesidades. Analiza sus miedos e inseguridades para fortalecer tu estrategia omnicanal.
  4. Recopila información sobre el cliente desde entornos tradicionales y digitales para responder a sus necesidades e inquietudes. Muéstrale al cliente que lo acompañarás durante todo su proceso de compra o adquisición de algún producto o servicio de tu marca.
  5. Mapea el Customer Journey. Necesitas conocer cuál es el patrón que seguirá tu cliente desde el primer contacto con tu empresa hasta el cierre de venta. Debes tener en cuenta que puede haber diferentes comportamientos del cliente durante el Customer Journey. Por ello, debes mapear todos los puntos de contacto previamente, teniendo en cuenta cuáles serán sus intereses y necesidades.

Beneficios de omnicanalidad

  • Comunicación con el cliente en todos canales disponibles.
  • Diferentes opciones para interactuar con tu empresa y asi influir en su compra.
  • Uso más sencillo porque cuenta con una base de datos central (CRM).
  • Ofrecer experiencias de compra sin imprevistos.
  • Comodidad al cliente para el cliente

 La omnicanalidad no es algo nuevo y gracias a ella se puede conocer al cliente y mejorar la relación con ellos mediante las diferentes herramientas tecnológicas que existen, y así comprender y mejorar el concepto de calidad gracias a que se presenta flexibilidad que presenta esta estrategia al cambiarse de canal si es necesario.