Construye una marca poderosa.

Si estas leyendo esto es porque quieres una marca sólida o mejorar la que ya tienes. Aquí te explicaremos como puedes hacerlo.

El branding, es uno de los términos más importantes de este artículo, ya que es es el proceso de definición y construcción de una marca mediante la gestión planificada de todos los procesos gráficos, comunicacionales y de posicionamiento, Dichas las acciones sirven para la alineación del posicionamiento y valores de la marca. El branding se compone por 5 elementos:

  1. Naming, es la creación de un nombre
  2. Identidad corporativa; es la representación o imagen conceptual que un espectador tiene de una organización o de una empresa; por los aspectos visuales de la misma.
  3. Posicionamiento; es el lugar que ocupa la marca en la mente de los consumidores junto con sus competidores.
  4. Lealtad de marca; es porque tus clientes te prefieren a ti que a tu competencia, pero si estás en la construcción de ella aquí debes pensar en cómo diferenciarte y hacérselo saber a tu publico objetivo.
  5. Arquitectura de marca;  es la estrategia entre las distintas marcas y sub marcas de la organización, o sea, si tienes más marcas o piensas hacer más definir cuál es la jerarquía entre ellas. Que te servirá a futuro para hacer fusiones, extensiones de marca, nuevas adquisiciones, nuevas líneas de productos o servicios, entrada en nuevos mercados.

Por ejemplo para hacer una marca fuerte en todo momento se debe resaltar los productos y/o  servicios de la empresa y dar a conocer su valor, credibilidad y  singularidad de su marca. No hay que olvidar que la marca de una empresa cuenta una historia, una experiencia por parte del cliente, que acaba por transmitirle una emoción.
Los cuales podemos ponerlos en 4 pilares fundamentales que sirven de base para la crear una marca fuerte.

El primer pilar es una identidad de marca, aquí vas a definir los rasgos que caracterizan  a tu marca para que el target se idenfiqué o asocie a tu producto o servicio con él. Comunica los valores y diferenciales de tu marca,  su historia, misión y visión. Para conectar a nivel emocional con tus clientes creando un ambiente interesante.

El segundo, es una construcción subjetiva, piensa en las asociaciones posibles sean tangibles o intangibles de tu marca, haz una construcción mental que tiene el consumidor hacia ella. Elabora un esquema del proceso o procesos que son fundamentales para realizar tus objetivos con tus clientes.

Tercero, la experiencia del cliente  con tu marca, pregúntate si el consumidor entiende y asocia tu marca como lo pensaste en el punto uno y dos. También analiza si tu equipo de trabajo están en el mismo canal que la marca; analiza  tienen la misma misión visión y valores que ella para que den un excelente servicio.

Cuarto, construye relaciones duraderas con tus clientes. Escúchalos y resuelve sus problemas con los servicios o productos que ofreces.

Y nuestra última recomendación para finalizar, piensa en tu marca como si fuera una persona, para que te sea más fácil crear su identidad, y de ahí construir su  misión, visión y valores. Con  una marca bien definida, te será más sencillo adentrarte al mercado y tomar nuevos retos. Y tú monkey, ¿qué haces para fortalecer a tu marca?