¿Por qué las marcas cambian en los países?

Como muchos empresarios, seguramente sueles pensar  que tu marca debe estar en otros lugares a parte del país de origen, para traspasar fronteras, ya sea con tu servicio o producto. Aunque para lograrlo deberás cambiar tu diseño y pensar cómo vas a introducirte a nuevas culturas sin fracasar en ese intento.

 ¿Pero cómo se hace? Se trata de la tropicalización de marca, que es la adaptación de los productos o servicios que ofrece una empresa para que sean aceptados en la región o en las diferentes comunidades.

Diferentes empresas se expanden a nivel mundial (franquicias), pero es una estrategia en la cual se debe tener mucho cuidado con la cultura del país al que ingresemos pero sin cambiar la imagen de la empresa, la misión, visión y diferentes elementos de la identidad de la marca.

Lo malo: Las complicaciones con la tropicalización de la marca es que existen diferencias abismales entre países que inclusive existen en el misma región.

Lo bueno: Es que puedes ofrecer valor y experiencias únicas a sus consumidores en diferentes parte del mundo.

Consiste en cambiar algunos rasgos del logotipo,  el nombre, formas o tipografías, pero sin cambiar los objetivos, la misión o la visión, ya que en sí la identidad y personalidad de la marca es la misma, eso es algo que se debe respetar, ya que los valores a transmitir en el ámbito mundial tienen que ser percibidos de la misma manera por todos.

Además de adaptar el diseño de un producto (como lo anteriormente mencionado), también se pueden diseñar o crear nuevos recursos de acuerdo a los rasgos de cada país, sin perder el centro de la marca. Es necesario realizar investigaciones antes de ejecutar los cambios, esto para conocer a la población y segmentar el target de manera específica.

¿Cómo tropicalizar un producto o servicio?

  1. Analiza el mercado: Estudia las nuevas variantes que debe incluir tu producto o servicio para que sea aceptado por la comunidad.
    Tip: Toma en cuenta los usos y costumbres de la población, horarios, opiniones, creencias, prejuicios y estereotipos.
  2. Realiza ajustes, al hacer el análisis anterior, descubrirás tendencias y preferencias del consumidor y cuáles innovaciones vas a introducir.
  3. Mantén la visión y dedicación; o sea, ten en mente que quieres crecer y que al adaptarte a partir de un concepto original asumiendo el compromiso con tu marca pero siempre apoyándote con profesionales, ya sean asesores, colaboradores y de clientes.
  4. Adaptación en gerencia. Para que tu marca pueda ser administrado debe respetar la cultura del lugar, te recomendamos adaptar las herramientas de gerencia, mercadeo y distribución a la realidad del territorio y a los clientes. También puedes compartir los beneficios con ellos, así como formas para mejorar como marca.
  5. Supera las expectativas de los clientes, al tener una investigación de mercado brinda a los clientes lo que esperan y un poco más. Recuerda que un cliente satisfecho es un cliente que te puede recomendar. Puedes tener costos más bajos que la competencia que sea oriunda del lugar, pero sin deteriorar tu calidad.

Detente un poco, mira a tu alrededor y verás que convives con marcas de cualquier lugar del mundo y que cada vez hay más gracias  a la globalización y procesos migratorios. Sin embargo la clave de éxito es tomar en cuenta las necesidades, gustos, costumbres y preferencias de los clientes locales.